Cómo podar árboles frutales I

Como veíamos en un articulo anterior sobre la poda frutales, debemos tener en cuanta el objetivo de la poda de árboles. Este objetivo es mejorar y facilitar el crecimiento y la obtención de los frutos del árbol frutal. La poda, aunque necesaria, es relativamente peligrosa para nuestros árboles. Una mala poda fuera de temporada puede destrozar el trabajo cuidadoso de años.

Podar un manzano

La mejor temporada de poda depende de del tipo de frutal con el que estemos trabajando, los podemos dividir en dos grupos.

  • Árboles de pepitas: Debemos podarlos solamente en invierno, cuando su sistema esta ralentizado y no perderá mucha savia.
  • Árboles de hueso: En este caso la mejor época para la poda es, sin duda, la poda en verde a finales del verano para fomentar una mejor recuperación tras la poda.

Una vez que ya sabemos cuando debemos podar nuestras plantas vamos a ver como hemos de hacerlo, ya que no es solo “cortar ramas” sin pensar.

La idea de la poda, como hemos dicho, es obtener un termino medio entre crecimiento y frutos. Muchos frutos agotan al frutal y mucho crecimiento solo producirá madera. En resumen, los extremos no son buenos.

Tipos de poda aptos para frutales

Como hemos visto anteriormente existen multitud de tipos de frutales, en función de su familia, sus frutos y otros factores podemos elegir un tipo de poda mejor o peor para nuestros frutales. Vamos a dividir la explicación de los métodos de podar en varios artículos con el fin de explicar todo detalladamente y de la forma más sencilla. En este, vamos a ver un método de poda muy sencillo y que puede ser empleado genéricamente, se trata de la poda de vaso francés.

Poda de vaso

Es la más usual de los tipos de poda empleados para este tipo de árboles, se emplea por ejemplo en manzanos, melocotoneros, olivos, etc. Es bastante adaptable a los tipos de árboles frutales que podemos tener normalmente.

La poda de vaso tiene tres objetivos principales en cuanto a la formación del árbol y sus características.

  1. Un tronco de entre 40 centímetros y un metro.
  2. El tronco ha de tener 3 gruesas ramas, divididas y separadas entre sí.
  3. Cada una de estas gruesas ramas principales contara con varias ramas secundarias.

Las principales ventajas del vaso para frutales, es la buena iluminación que el árbol obtiene así como el orden del tronco. Esto facilitara la recolección de los frutos en futuras campañas.

Pero no todo es oro, también existen un serie de pequeños problemas derivados de esta táctica. El primero es el tiempo que lleva todo este proceso, unos 2-4 años (depende del frutal). El segundo es que ocupa bastante sitio en nuestra plantación debido a la situación de las ramas.

forma de podar en vaso

Para llevar a cabo este método, podemos seguir unos sencillos pasos. Durante el primer año, seleccionamos las 3 ramas principales. Para hacerlo simplemente fijémonos en cuales están mejor situadas, con mejor forma y salud. El resto podemos podarlas para que las restantes puede crecer en una mejor situación.

El segundo año, eliminamos todas las que surjan del árbol principal y que no sean las ramas que seleccionamos el año anterior, de esta forma ya tendremos 3 ramas gruesas que serán el núcleo de nuestro árbol frutal.

Sobre estas tres ramas irán apareciendo otras ramas de carácter secundario, sobre las que tendremos que repetir el procedimiento, centrándonos en las que sean más robustas. Tras esto ya tendremos seleccionadas nuestras ramas secundarias. En estas ramas secundarias volverán a salir de nuevo más pequeñas ramas con las que debemos seguir el proceso anterior, es decir, cortar o podar las más débiles para ayudar a las más fuertes.

Al final del proceso debemos tener, 3 ramas principales y 2-4 ramas secundarias en cada rama principal. El resto de ramas pequeñas que salgan en las ramas secundarias debemos podarlas guiándonos por su estado (dejamos las mejores), pero no es necesario prestar demasiado cuidado.

Como veis es una estrategia de podar de frutales bastante simple y útil, el principio es mejorar las ramas más saludables con el fin de aclarar el árbol y que esté no es sobrecargado con demasiadas ramas. Normalmente, con esta táctica no podemos obtener una buena cosecha hasta pasados 3-4 años desde la plantación.

 

En cuanto vayamos añadiendo otros métodos de poda iré añadiendo aquí los enlaces de los artículos en los que serán explicados otros muchos y útiles estilos poda para frutales.

 

3 Responses a “Cómo podar árboles frutales I”

  1. Juan Jose Losada Manzano Says:

    Muchas gracias por el aporte, esta es la forma más sencilla de realizar la poda. En especial para los que estamos empezando ya que es bastante sencilla de seguir.

    A seguir con los frutales¡

  2. Jesus Medina Says:

    Hola! he plantado unos injertos en el trazpatio (6) y con lo aprendido hoy de usted , los cuidare mejor. Son dos de naranja valencia, uno de mineola, uno de sangre de toro, uno de limon perza y un tangerino

  3. jose anselmo Says:

    saludos, a penas voy a comenar la siembra, despues les aviso de las nuevas plantaciones. ya tengo aguacate y qiero hacerles un injerto. gracias.

Deja una respuesta